EMPRENDEDOR DESTACADO DE OCTUBRE
lunes, 26 de octubre de 2015 a las 02:13 PM

Destino Corrientes, un juego educativo que pone a prueba a los correntinos

Uno de sus ideólogos y principal promotor es Rafael Rossetti, a quien desde la Subsecretaría de Industria lo distinguen por su compromiso, tenacidad y voluntad para emprender y hacer realidad una idea. Una historia que invita a reflexionar sobre los momentos desfavorables que pueden darse al iniciar el negocio propio.

[CORRIENTES]-

Destino Corrientes es un juego didáctico con fines educativos que surgió a fines del 2006 a partir de un trabajo práctico que debían presentar un grupo de cinco jóvenes que cursaban el último año del secundario en el Colegio Pio XI. Rafael Rossetti es uno de ellos y por su actitud emprendedora es distinguido como el Emprendedor del Mes, en el marco del reconocimiento mensual que desde la Subsecretaría de Industria hacen a quienes se esforzaron para concretar sus proyectos. 

 

Desde el Gobierno provincial distinguen a Rafael por su compromiso porque desde el secundario sintió que un juego sobre su provincia era un mecanismo muy útil para hacer conocer las características naturales y sociales de Corrientes. Por su tenacidad, porque a pesar de los altibajos que tuvo el proyecto, él puso la fuerza del emprendedor para no desistir y logró hacer realidad su idea. Y voluntad porque fue capaz de atravesar las barreras para que su deseo se concrete y hoy Corrientes tenga un juego que sirve para aprender jugando. 

 

Es esto lo que impulsa a repasar algunos momentos de la historia de su emprendimiento, haciendo hincapié en aquellas ocasiones que atentaron con la concreción del proyecto pero que solo fueron piedras que suelen aparecer en el camino de emprender y que Rafael sorteó con mucha dedicación.  

 

Rafael no recuerda con precisión cuál fue el disparador de la idea central, pero sí cuando: “En el 2006 con cinco compañeros del Pio XI teníamos que presentar un trabajo para la materia Microemprendimientos y queríamos hacer un juego que sirva para aprender pero que no sea tedioso como un libro”. 

 

La elección de usar el mapa de Corrientes como estructura de soporte “fue de entrada”, afirma y revela que tuvieron complicaciones con el trazado inicial del recorrido que deben hacer los jugadores, por lo que gracias al aporte de uno de los integrantes se definió utilizar las rutas que atraviesan la provincia como el camino por donde avanzan los que participan del mismo. “La idea no era adaptar la geografía provincial al juego sino aprovechar su forma, sus caminos y su naturaleza como base del recorrido”, cuenta el joven emprendedor a la vez que reconoce que ese aspecto fue importante porque la extensión del Taragüí lo permitió. 

 

Tras finalizar el secundario el grupo se disolvió pero Rafael quiso seguir buscando la posibilidad de hacer real el proyecto y desde entonces se encaminó para concretarlo. “Quería lograr un juego que sirva para aprender, que sea entretenido y a la vez que permita adquirir conocimiento”, rememora el joven y confiesa que “me pasé varios feriados recolectando la información que se usa en el juego”. 

 

Tras un tiempo de altibajos en la vida del proyecto, Rafael, recomendado por su profesor del secundario Marcos Suárez,  en el 2012 participó en lo que fue la primera edición del concurso Corrientes Emprende. Esa fue una oportunidad clave porque además de haber sido premiado por su carácter innovador y su perfil educativo con un fondo no reintegrable, el joven tomó un crédito para solventar la totalidad de los gastos que le demandaba mandar a fabricar una tanda de 100 juegos. 

 

“El Corrientes Emprende fue súper importante porque nos dio la posibilidad de retomar el proyecto porque ya estaba cajoneada, nos ayudó a conformar un equipo y la parte económica del programa nos dio mucho impulso porque no había forma de juntar el dinero necesario para fabricarlo”, sostiene Rafael. Además, el  emprendedor destaca la ayuda que recibieron de los técnicos del Instituto de Fomento Empresarial, a cargo del Corrientes Emprende, para la elaboración del Plan de Negocios: “el concurso y la posibilidad de tener un asesor nos sirvió para ver la importancia de nuestro proyecto en relación a los otros que también buscaban fondos para concretarlo”. 

 

El juego en su formato final cambió diseño, el contenido y la metodología pero se mantienen la idea central y para darle un enfoque serio y que se ajuste a las características reales, el grupo contrató a una profesora de historia que los asesoró en los datos a ser utilizados en el juego. Historia, geografía y costumbres propias de los correntinos, son algunos aspectos contemplados en el juego. Tal fue la repercusión del juego que una vez que se hicieron de la primera tanda de Destino Corrientes, el Gobierno provincial se interesó en el producto y adquirió una serie de cajas para repartirlas en las escuelas. 

El juego puede aprovecharse en las materias de 4º y 5º año del nivel primario donde se aborda la provincia. Sin embargo, Rafael asegura que a pesar del trabajo hecho para hacer de Destino Corrientes una herramienta que promueva el conocimiento no se hizo hincapié en la explicación del juego para jugarlo sin inconvenientes.

 

Tras la venta de la primera tanda del juego, el grupo que acompañó a Rafael se desintegró y en ese momento el joven experimentó uno de los momentos más cruciales en la vida del juego. Desde entonces entiende que “a ritmo más lento” pero “como esto no se vence” quiere seguir promocionando el juego. Esta situación representa un momento desfavorable en la vida del proyecto de Rafael, pero como suele ocurrir cuando se inicia un emprendimiento, los momentos que se muestran como negativos a primera vista son justamente los que sirven como impulso para repensar y analizar en frío algunas determinaciones que pueden ser claves a futuro. En ese camino está el joven emprendedor, entendiendo que no está todo terminado y que hay tareas por hacer que pueden favorecer considerablemente el devenir del juego sobre Corrientes. 

 

Desde la Subsecretaría de Industria insisten en valorar los momentos en que el viento sopla en contra para pensar en el proyecto, para evaluar las acciones y probar nuevos mecanismos que puedan favorecer el desarrollo del negocio. No obstante, es importante también aceptar que por más a gusto que su autor esté con el proyecto, la respuesta del público debe ser escuchada para entender si es viable o no seguir apostando tanto esfuerzo en una idea que, a pesar de sus aspectos positivos, puede no ser tan aceptada por los potenciales consumidores.

 

 

Ayudar a crecer al “hijo propio”

Rafael admite que el juego “es mi primer hijo” y el próximo pasó que quiere dar en su emprendimiento es llevar Destino Corrientes a una plataforma virtual y probar si de esa forma el proyecto tiene un impacto superior a lo que es jugarlo con fichas y una base de cartón. “Siempre fue un miedo hacerlo pero creo que hoy es un próximo paso para ganar mayor repercusión que la que tuvo el juego en su primer formato”, dijo el joven. 

 

En su proyección, el emprendedor anticipa que si concreta esa idea el juego podrá incluso jugarse en diferentes niveles y con otra dinámica. Pero en ese sentido advierte que de concretarlo “debería ser muy entretenido y con muy buenas bases para competir con los juegos más populares y poder atraer a los usuarios. Creo que se puede hacer un muy buen producto digital”. 

 

Si bien Rafael aspira a convertir a Destino Corrientes en un juego virtual, a la vez, valora y destaca que en su formato actual el juego es una herramienta de comunicación y formación entre familia y amigos. “Que los padres jueguen con sus hijos y  que les enseñen a no hacer trampas tiene un aspecto sobresaliente en una actualidad donde el celular, la televisión y las computadoras reemplazan a los juegos de mesa y se apodera del tiempo de niños y adolescentes”.

 

 

Al alcance de todos los correntinos

Quienes deseen comprarlo pueden hacerlo conctactándose con él a través de Facebook en la fan page Destino Corrientes, vía correo electrónico a rafaelantoniorossetti@gmail.com o en los locales de Sineidos (Entre Ríos 1440) y Doble Click (España 1308). Además, Rafael valora mucho que quienes hayan participado del juego le escriban y le transmitan su experiencia para que él pueda evaluar posibles modificaciones y mejoras para que su “orgullo” se supere con la ayuda de los usuarios. 

 

 

 

Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio

Equipo de Prensa

 

 

Más leídos